Magnetoterapia, qué es y para qué sirve

Publicado por el 19 nov, 2014 en Varios | 1 comentario

Magnetoterapia, qué es y para qué sirve

La magnetoterapia es una terapia física que consiste en la aplicación de campos magnéticos. Es una de las más utilizadas en fisioterapia. En un principio el uso era casi exclusivo para favorecer la regeneración del tejido óseo, es decir, en la consolidación acelerada de fractura y en procesos artrósicos. Hoy en día ofrece múltiples aplicaciones por su efecto regenerador en todo tipo de tejidos. En el sistema circulatorio, aparato locomotor (huesos, tendones) e incluso en patologías de la piel.

En fisioterapia nos ayuda en procesos inflamatorios y patologías que cursan con dolor local gracias a su alta penetración en el cuerpo humano y en su efecto regenerador.

¿QUE OCURRE CUANDO APLICAMOS UN ESTIMULO DE MAGNETOTERAPIA EN UNA PARTE DEL CUERPO?

Esta estimulación genera una vibración de los receptores magnéticos que hay dentro de las células. Está a su vez genera una función de armonización dentro de la membrana celular, concretamente sobre la Bomba Sodio-Potasio, prologando a su vez cambios en la estructura iónica del tejido óseo (mejorando la calidad del hueso).

Para entender mejor el funcionamiento de la magnetoterapia y sus beneficios vamos a ir explicando algunos de los casos en los que lo utilizamos y como actúa.

  • Artrosis, fracturas: Como regenerador celular. Activa el metabolismo celular acelerando el proceso de consolidación del hueso.
  • Esguinces de tobillo, tendinitis crónicas y agudas: por su efecto antiinflamatorio. Va a reactivar la circulación tanto linfática como sanguínea. Existirá un aumento de la vascularización de la zona. Ayudará a disminuir la inflamación local.

INDICACIONES

Vamos a enumerar las múltiples aplicaciones que puede tener la magnetoterapia:

  • Traumatología: fracturas, contusiones, luxaciones, tendinitis, epicondilitis, contracturas musculares, esguinces, lumbalgias, ciáticas, hernias y protusiones discales, latigazo cervical, pseudoartrosis…
  • Reumatología: osteoporosis, artritis, fibromialgia, artrosis…
  • Neurología: neuralgia del trigémino, migrañas, cefaleas, sinusitis, dolor de tipo nervioso en general, en algunos casos de síndromes vertiginosos…
  • Cirugías: cicatrización de heridas, úlceras varicosas en las piernas, quemaduras…
  • Medicina Interna: asma bronquial, úlcera gástrica crónica, nefrosis, insuficiencia hepática, trastornos de la circulación cerebral.
  • Trastornos derivados del estrés: inquietud, insomnio, cefaleas tensionales, taquicardias emocionales…

CONTRAINDICACIONES

La magnetoterapia está contraindicada en personas con cáncer en fase aguda o sospecha de ello ya que estimula la proliferación células cancerosas.

Se desaconseja su uso en mujeres embarazadas.

En pacientes que lleven marcapasos las ondas de la magnetoterapia pueden interferir con el mismo.

Tendremos precaución con pacientes con osteosíntesis anteriores a 2006, ya que anteriormente se utilizaba material férrico, por lo que será necesario que verificar el material de la prótesis. Igualmente en tatuajes de hace más de 15 años, ya que se utilizaba pintura con contenido en hierro.

Habrá de prestarse un especial cuidado en pacientes con problemas de coagulación y heridas hemorrágicas por su efecto vasodilatador.

 

Ester Llorente de Rivas

Fisioterapeuta y Osteópata

468 ad

1 Comentario

  1. Un artículo conciso y claro. Muy bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veinte − 16 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>