Mesoterapia

Publicado por el 23 May, 2013 en Medicina Estética | 2 comentarios

La mesoterapia es una técnica especial de la terapéutica médica que consiste en la administración de medicamentos por vía intradérmica localizados lo más próximo posible al lugar donde radica la lesión.  Descrita en el año 1958 por el Dr. Michel Pistor a partir de un descubrimiento casual cuando trabajaba como médico rural en un pueblecito francés.

Las ventajas de la mesoterapia se resumen en un aforismo:

“Poco, pocas veces, en el lugar adecuado” – Michel Pistor

La primera palabra, “POCO”, hace referencia a las pequeñas cantidades de medicamentos que son necesarias para sacarles el mayor provecho al ser administrados en mesoterapia.

“POCAS VECES” surge del hecho de que la potenciación de los fármacos repercute en una menor necesidad de repetición de las dosis administradas por conseguir similares efectos a los que se pueden obtener cuando no son aplicados con la técnica mesoterápica.

La tercera parte del aforismo, “EN EL LUGAR ADECUADO”, expresa que los medicamentos que van a ser administrados con técnica mesoterápica, deben serlo en la proyección cutánea más próxima posible a donde radica la patología para ser más efectiva. Los medicamentos se administran a niveles superficiales (menos de 4 mm de profundidad, como norma general), y es lo que otorga a la Mesoterapia sus características especiales y sus fantásticos efectos terapéuticos.

mesot0La idea de utilizar con fines terapéuticos distintas técnicas punturales no es reciente. No hay más que recordar el desarrollo de la acupuntura.

Los instrumentos que permiten realizar inyecciones existen desde la antigüedad y fueron usadas para extraer pus o lavar fístulas, pero fue Charles Gabriel Pravaz quien en 1831 desarrolla una con la que podía realizarse punción directa en las venas mediante una aguja hueca pulida construida en plata. A partir de 1859, otro médico francés, Louis-Jules Béhier, utiliza esta jeringuilla para realizar inyecciones subcutáneas.

Poco a poco, con el paso de los años los pioneros de la técnica se fueron agrupando entorno al Dr. Pistor hasta que en la segunda mitad del siglo XX surgió la Sociedad Francesa de Mesoterapia. De forma imparable la técnica fue extendiéndose como algo natural por los distintos países europeos, y día a día avanza inexorablemente demostrando sus beneficios a todo el mundo. Actualmente está causando verdadero furor en los países anglosajones, principalmente en los EEUU.

En Medicina Estética se aplica mesoterapia corporal y facial.

Mesoterapia corporal.

La principal aplicación de la mesoterapia es, sin duda, el tratamiento de la celulitis. La mesoterapia le ayudará a recuperar su silueta, mejorar el aspecto de la piel, sus ligeros problemas funcionales circulatorios, ayudándole perder el líquido retenido y así disminuir el volumen. ¡Pero no le adelgazará! A este respecto circulan en la red muchas “leyendas urbanas” como que la Mesoterapia sirve para adelgazar y esto es absolutamente falso. La única forma de perder peso es realizando una dieta correctamente planteada y aumentando el gasto energético (haciendo ejercicios, por ejemplo). Afirmar lo contrario es crear falsas expectativas.

El ritmo de sesiones aplicado en el tratamiento de la celulitis es variado por cada paciente, pero generalmente comenzamos los tratamientos haciendo una sesión semanal durante 6-8 semanas. Podemos intercalar terapias complementarias, como pueden ser la Radiofrecuencia, la Cavitación, Presoterapia o Electroestimulación, que ayudan en la recuperación de la actividad normal del tejido celular subcutáneo.

Como efectos colaterales frecuentes son de destacar la presencia de pequeños hematomas motivados por la técnica de administración. Se utilizan productos homeopáticos autorizados por la Agencia Española del Medicamento.

Además de en la celulitis, la mesoterapia corporal puede hacerse en casos de flaccidez, estrías, problemas vasculares y linfáticos de tipo funcional (no quita las varices), dismenorreas, alopecias de cualquier etiología, etc.

Mesoterapia facial

La Mesoterapia también encuentra en el rostro un excelente campo de actuación. El uso de complejos polivitaminados, minerales, polinucleótidos, ácido hialurónico de baja densidad y de otros productos registrados en la Agencia Española del Medicamento, permiten mantener y recuperar la tersura y la hidratación de la piel, lo que conlleva a un rejuvenecimiento cutáneo que se hace evidente desde las primeras sesiones. Cara, cuello, escote y manos recuperan su aspecto juvenil cuando se llevan a cabo sesiones periódicas de Mesoterapia rejuvenecedora, que puede completarse con otras técnicas de Medicina Estética como los Peelings, Toxina Botulínica, Rellenos, etc. También se puede complementar la Mesoterapia facial con radiofrecuencia o tratamiento con Luz Pulsada (para tratar las manchas, pecas, lentigos solares).

Quiero mencionar una combinación muy prometedora, que da resultados excelentes: la Mesoterapia combinada con las sesiones de Dermapen. Dermapen es una técnica revolucionaria que nos permite incrementar la síntesis de colágeno de la piel. De Dermapen os hablaré en breve.

Los hematomas, aunque posibles también por la técnica mesoterápica, son mucho menos frecuentes en la cara que en las aplicaciones corporales por tratarse de una técnica muy superficial y prácticamente indolora, aunque para las personas que tienen miedo a las agujas podemos aplicar una crema anestésica previamente al acto médico.

(Fuente: I. Ordiz).

Dra. Zara Chopuryan

Médico Especialista en Medicina Estética

468 ad

2 Comentarios

  1. me gustaria saber mas sobre precios y tratamientos de alguien sabe sobre precios de tratamientos de mesoterapia

  2. Extraordinariamente provechosa esta lectura referido al tema de los tratamientos de belleza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 3 =