Reeducación perineal en el posparto

Publicado por el 3 ene, 2014 en Suelo Pélvico | 0 comentarios

Durante los primeros días después del parto es primordial el descanso pero no la inmovilización. El organismo materno necesita un tiempo inicial de recuperación durante el cual debe evitarse la bipedestación prolongada, así como la carga de cualquier peso. Los paseos cortos, los ejercicios respiratorios, la higiene postural, los masajes y las medidas contra el dolor y el estreñimiento son las recomendaciones básicas para este periodo inicial.

Los ejercicios del posparto inmediato deben ser suaves, sin demasiadas repeticiones y sin que intervengan grandes grupos musculares o amplios movimientos.

Los principios serán los vistos en las clases prenatales, teniendo en cuenta tres pilares básicos: la postura, la respiración y la protección durante los esfuerzos.

Es importante controlar las posturas a la hora de levantarse o de dar el pecho, pudiendo empezar a practicar ejercicios respiratorios desde el primer día recuperando así la conciencia del suelo pélvico a través de la respiración.

A partir de la sexta semana se podrá empezar con la gimnasia posnatal, la cual deberá estar guiada por un profesional que realizará un programa teniendo en cuenta el traumatismo perineal del parto y la vulnerabilidad de los tejidos en este periodo.

La reeducación perineal en este momento es muy importante, ya que puede prevenir problemas pélvicos importantes así como solucionar los ya existentes, recuperando la conciencia corporal de esta zona para no dañarla y poder ir fortaleciéndola poco a poco, ayudando también a recuperar el tono de la faja abdominal. Además se pueden realizar ejercicios para disminuir los dolores de espalda que se producen durante el periodo de lactancia, adquiriendo una correcta conciencia corporal para poder mantener una postura adecuada durante la lactancia, transportar pesos o realizar cualquier otra actividad.

Dentro de los ejercicios que se realizan en el postparto podemos encontrar la gimnasia abdominal hipopresiva (GAH), la cual cuenta con grandes beneficios como mejorar el descenso de los órganos pélvicos, disminuir la incontinencia urinaria, mejorar la vida sexual, aliviar el estreñimiento, el estrés, las tensiones musculares…

Las clases para el postparto se han de realizar siempre disfrutando de este periodo, descubriendo y sintiendo los cambios que se van produciendo para irse adaptando a esta nueva etapa con positividad y energía.

Os dejamos algunas ideas de posturas para la lactancia para cuidar vuestra postura y disfrutar al máximo de este momento mágico…

 reedpost

Chantal Fabre-Clergue (2012)

Sandra Casado

Fisioterapeuta especialista en Suelo Pélvico

468 ad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

dos × 4 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>