REFLEXOLOGÍA PODAL

Publicado por el 28 dic, 2012 en Uncategorized | 0 comentarios

La reflexología podal es una modalidad terapéutica basada en las teorías de microsistemas, semejante a la acupuntura, en que el «todo» (cuerpo) está representado en la «parte» (pie). Desde esta visión, los pies son la representación y expresión de una persona en pequeño.

Se trata de una terapia de autorregulación, en la que el propio cuerpo busca conseguir de manera natural el estado óptimo de bienestar a partir del estímulo recibido con el trabajo de un terapeuta preparado para ello.

La expresión del cuerpo en relación con el pie se pone en manifiesto en la analogía de las formas, de tal modo que si observamos detenidamente vemos que un pie en vertical, nos recuerda la forma de una persona sentada.

Reflexología Podal

 Si nos remontamos a los orígenes de la humanidad, se han encontrado representaciones gráficas del tratamiento terapéutico de los pies en diferentes culturas desde hace miles de años. La primera publicación data del año 1917, en que el doctor norteamericano William H. Fitzgerald identificó por primera vez las relaciones de las zonas reflejas del cuerpo y sus correspondencias, dibujando de manera sencilla un mapa zonal que publicó en su libro «ZONE THERAPY», mostrando las relaciones zonales y las formas de aplicación del tratamiento. La historia de la reflexoterapia ha evolucionado mucho hasta llegar a nuestros días. En la actualidad hay mapas específicos de las zonas reflejas de los pies y sus correspondencias, zonas que un terapeuta experimentado puede identificar y tratar.

La aplicación es básicamente manual, mediante movimientos y/o masajes o ligeras presiones en todo el pie o en ciertas zonas del pie. Podemos decir que sobre todo en la planta se localizan muchos puntos biológicamente activos que actúan como pequeñas antenas receptoras y emisoras de información, que tienen correlaciones de correspondencia en todo el cuerpo, incluso en las zonas más alejadas y profundas.

La aplicación manual se acompaña de una detenida observación, tanto el tacto como la percepción son herramientas básicas para el terapeuta, ayudándole a identificar y a escoger el mejor tratamiento, a la vez que le permiten percibir los cambios durante el proceso y también explorar y tratar simultáneamente. Una observación detallada de los pies nos permite en un primer momento hacer una pequeña identificación y situación del problema o trastorno.

La reflexoterapia es una técnica que nos permite liberar tensiones y emociones contenidas en el cuerpo en forma de dolor, convirtiéndose también en un medio de comunicación con el otro.

 Con el uso regular de la reflexoterapia podemos mantenernos en forma de una manera natural, en la que el propio cuerpo, busca y utiliza todo su potencial con el fin de alcanzar un estado óptimo. Su aplicación es beneficiosa en cualquier edad y momento de la vida, desde el nacimiento hasta la vejez. También se puede utilizar como complemento o combinada con otros tratamientos o terapias inclusive de la medicina convencional.

 

Dra. María Isabel Prado

Médico especialista en Terapias Alternativas

468 ad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

quince − 12 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>